Urticaria

1 de octubre de 2018 · Dr. Egües Cachau, Gustavo


La urticaria comprende un grupo heterogéneo de enfermedades, generalmente benignas, la mayoría de las cuales NO responde a una causa alérgica y cuya lesión característica son los habones (pápulas edematosas de consistencia elástica, con halo eritematoso, evanescente y que desaparece a la presión). Son de diversos tamaños, distribución anárquica y su síntoma dominante es el prurito.

Entre el 20% y el 25% de la población ha presentado urticaria en algún momento de su vida.La incidencia acumulativa de la urticaria aguda en nuestra población general es del 18,72%, siendo en pediatría del 7,2%. .El 80% de las anafilaxias cursan con urticaria.

Según su duración se clasifican en AGUDAS: menos de 6 semanas de duración y CRÓNICAS: más 6 semanas.

CAUSAS: 

Es difícil la identificación de la causa . Sin embargo, se acepta que la mayoría de las urticarias NO son de causa alérgica.

Las causas más frecuentes de urticaria aguda en pediatría son las siguientes:

  • Infecciosas: (48.4%)
  • Alimentos (23.5%)
  • Idiopáticas (13.2%)
  • Medicamentos (11.5%)
  • Alérgenos inhalados (1.7%) 
  • Picaduras de insectos (1.5%)
  • Sustancias de contacto (0.2%)

DIAGNÓSTICO:

El diagnóstico es principalmente clínico y se basa en la duración, distribución y morfología de las lesiones. En la urticaria aguda generalmente no se precisan exploraciones complementarias, excepto las sugeridas por historia clínica que se deban a causa alérgica. La edad del paciente es importante para orientar el diagnóstico etiológico.

TRATAMIENTO:

Se basa en la evitación de la causa que la provoca, siempre que se identifique y el tratamiento farmacológico para control de síntomas con  los antihistamínicos no sedantes preferiblemente.

CONCLUSIÓN:

La urticaria es una patología benigna y generalmente autolimitada, controlable con medicación sintomática y rara vez suele ser recurrente o crónica. Solo 1/3 de los casos en pediatría se puede identificar una causa alérgica.